1986 Abrimos el primier Mordisco

Nuestro primer Mordisco abrió en agosto de 1986.

La idea era montar un restaurante sin la pretensión de que fuera un restaurante. Un sitio para comer y sentirse como en casa.
Lo montamos después de separarme por un deseo de no comer sola. Tenía que ser un local dónde uno se pudiera sentir acompañado, por eso pusimos una de las primeras mesas compartidas de Barcelona. En esa mesa surgió el amor para más de uno